Presupuesto Egresos 2016

Decidí escribir acerca de este tema porque considero que para poder cambiar el status quo de la realidad de la administración pública en México, es fundamental y necesario que para poder exigir resultados como sociedad, primero debemos buscar la participación activa de la ciudadanía en materia de asuntos públicos, y para ello es necesario informarnos de una manera clara acerca de los principales objetivos, asignaciones de recursos, acciones y resultados alcanzados con el uso de los recursos que aportamos todos y cada uno de los mexicanos.

Hace un par de semanas fue elaborado, aprobado y presentado el presupuesto de egresos de la federación para el año 2016, es decir, es la propuesta que elabora el Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sobre la distribución y objetivos de los recursos públicos para el próximo año fi­scal y que remite a la Cámara de Diputados para que pueda ser tomado en cuenta para el análisis, discusión, modifi­cación y eventual aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente.

Dicho en palabras más coloquiales, es el documento formal donde se plantea en términos monetarios, de cuánto dinero dispondrá la federación, de qué manera se repartirá la asignación presupuestal a cada organismo público federal, y por último y no menos importante, en qué se van a gastar nuestros impuestos y cuáles son las prioridades o sectores/proyectos estratégicos que busca impulsar la administración pública actual.

Con base en la estimación de crecimiento de la economía, se calculan las fuentes de ingresos, es decir, los recursos para fi­nanciar el gasto público. Para 2016, se estima que los ingresos asciendan a $4,746,945 millones de pesos.

Ahora, para poder diseccionar y aterrizar un poco la cifra estrambótica total del presupuesto, debemos comenzar por separarlo en dos vertientes principales;

Por una parte tenemos el gasto programable, que representa el 75% del presupuesto total, que es aquel que realiza el Gobierno Federal para el cumplimiento de sus funciones a través de programas para proveer bienes y servicios públicos a la población, así como los recursos que se trans­fieren a las entidades federativas, municipios y delegaciones del Distrito Federal, condicionando su gasto al cumplimiento de objetivos especí­ficos.

El 25% restante corresponde al gasto no programable, es el que recurso que se destina al cumplimiento de las obligaciones tales como: pagos pendientes del año anterior, gastos destinados a la deuda pública, intereses, comisiones, etcétera. También incluye recursos transferidos a entidades federativas y municipios, a través de las Participaciones en Ingresos Federales.

Bajo estos dos conceptos, se entiende que el verdadero presupuesto efectivo bajo el cual operará la federación corresponde únicamente al gasto programable, es decir, $3,562,048 millones de pesos.

Dentro del gasto programable, encontramos que el 62.7% del presupuesto disponible corresponde al gasto corriente que es definido por el gobierno como todos aquellos recursos que se destinan a la entrega de subsidios, pago de servicios necesarios para la entrega de bienes y servicios a la población y a la contratación de recursos humanos. Incluye también las remuneraciones a los servicios de salud, educación, seguridad pública, pensiones, política social, combate a la pobreza, generación de oportunidades de empleo y desarrollo.

El 17.3% está asignado para pensiones y jubilados, es decir, los recursos que paga el Poder Ejecutivo a los trabajadores del estado que se retiran o jubilan y sus familiares.

Por último, el 20% restante será utilizado para gasto de inversión, es decir, recursos destinados a la creación de bienes que incrementan el patrimonio público, como la construcción o adquisición de infraestructura o inmuebles, así como los recursos que contribuyan a su preservación.

Ahora bien, sin restarle importancia a las primeras dos categorías de asignación presupuestal, me enfocaré en desglosar ese 20% de gasto de inversión que realmente es donde se encuentra el punto fino de asignar esos escasos recursos a aquellas iniciativas que costo/beneficio sean las indicadas para generar el desarrollo económico y el progreso para la sociedad que este país necesita.

Ese 20% representa aproximadamente una cantidad de $712,349.6 millones de pesos, y serán destinados a los siguientes proyectos estratégicos:

  • Proyectos de infraestructura ferroviaria $19.2 mil millones -Tren México – Toluca $8,239.7millones de pesos -Tren Eléctrico de Guadalajara $5,653.2 millones de pesos -Línea 12: Mixcoac – Observatorio $785.4 millones de pesos -Línea 9: Tacubaya – Observatorio $750.0 millones de pesos -Línea A: Chalco – La Paz $2,500.0 millones de pesos
  • Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México $9.7 mil millones -Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México $5,500 millones de pesos -Obras Hidráulicas del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México $4,150 millones de pesos
  • Puertos $3.8 mil millones -Ampliación natural del puerto de Veracruz $1,154 millones de pesos -Puerto de Isla del Carmen $640 millones de pesos
  • Infraestructura Carretera $21.9 mil millones -Modernización de la Carretera Actual Palenque-San Cristóbal $1,000 millones de pesos -Modernización del Segundo Periférico Gómez Palacio – Torreón $850 millones de pesos -Carretera El Tuito-Melaque $700 millones de pesos
  • Agua Potable y Saneamiento $6.5 mil millones -Construcción del Túnel Emisor Oriente $3,913 millones de pesos -Construcción de la Tercera Línea de Conducción del Sistema Cutzamala $920.2 millones de pesos
  • Protección de Centros de Población y Áreas Productivas $1.4 mil millones -Proyecto hidrológico para proteger a la población de inundaciones y aprovechar mejor el agua en el estado de Tabasco (PROHTAB) $1,100 millones de pesos
  • Hidroagrícola $3.6 mil millones -Presa Santa María $1,770 millones de pesos -Construcción del Canal Centenario para incorporar una superfi­cie de 24,250 hectáreas de riego $650 millones de pesos
  • Salud $8.9 mil millones -Unidad 503 de Cardiología y Neumología del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga $292.2 millones de pesos -Nueva Torre de Hospitalización del Instituto Nacional de Cancerología. $232.8 millones de pesos -Sustitución de equipo médico en unidades de los tres niveles de atención a la salud del IMSS. $2,010.7 millones de pesos

Porque el primer paso para evolucionar hacia una sociedad más interesada y activa en los asuntos públicos, es conocer hacia donde se va moviendo el país, y una opinión bien informada es la semilla del cambio.

Si desean conocer a detalle el desglose presupuestal para el 2016, los invito a consultar el documento completo en el siguiente enlace:

http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/work/models/PTP/Presupuesto/Presupuestacion/ppef2016.pdf

M.E. Rodrigo Correa San Martín

¿Te gustó? ¡Comparte!