Informalidad y Mercado Negro

Existen principalmente dos fuerzas que distorsionan de sobremanera a la economía de un país, una es la informalidad, la otra es el mercado negro. Ambas generan ineficiencia en los mercados al no generar impuestos y nutrirse a través de la economía formal y la ilegalidad.

La primera, se puede definir como todas aquellas actividades económicas (no necesariamente constituidas como empresas), que no están registradas ante la autoridad gubernamental correspondiente, por lo que no pagan impuestos ni se encuentran reguladas.

Según datos del INEGI, en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en 2013 se calculaba que cerca del 59% de la población económicamente activa, alrededor de 28.9 millones de personas, que ante la escasez de oportunidades, la falta de preparación, un mercado laboral formal incapaz de generar los empleos que demanda la población, una inadecuada fiscalización y la excesiva regulación que conlleva la formalidad, encuentran en la economía informal una alternativa de subsistencia.

Respecto a su impacto económico, de acuerdo al Seminario de Informalidad 2010 realizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se estima que el tamaño de la economía informal en México oscila entre el 24.5%-28.8% del producto interno bruto del país.

En el plano fiscal, sumando la recaudación potencial del sector informal por concepto de impuesto sobre la renta e impuesto al valor agregado, existe un potencial recaudatorio equivalente a 0.42% del PIB, aproximadamente 27,349 millones de pesos.

Por otra parte, el mercado negro o economía subterránea, es el término utilizado para describir la venta clandestina e ilegal de bienes,productos o servicios, violando la fijación de precios o el racionamiento impuesto por el gobierno o las empresas.

Ya sea negando necesarios recursos fiscales a los países, desestabilizando sociedades o dañando el medio ambiente, el mercado negro global impacta a todo el mundo en una base diario. Su marca es tan significativa, que a nivel mundial se estima que ha proporcionado 1800 millones de puestos de trabajo y produce miles de billones de dólares.

En base a Havocscope, una agencia de información sobre el mercado negro mundial, México ocupa el tercer lugar en el ranking de economía subterránea, únicamente por detrás de Estados Unidos y China.

El valor estimado de la economía clandestina en nuestro país es de nada más y nada menos que de 126 billones de dólares, repartidos principalmente entre los siguientes rubros:

  •          Tráfico de drogas – 40 billones de dólares
  •          Contrabando de gas y petróleo – 3 billones de dólares
  •          Contrabando de medicinas – 1.5 billones de dólares
  •          Piratería de software – 1 billón de dólares
  •          Piratería de música, películas y videojuegos – 900 millones de dólares

Como se puede apreciar, tanto la economía informal como el mercado negro son elementos distorsionadores que forman parte de todas las economías, sus consecuencias son devastadoras tanto económica como socialmente.

Sin embargo, también es necesario reconocer que ambos surgen como contraparte a las ineficiencias de los mercados, de los modelos económicos y de las políticas económicas y sociales, y que si bien jamás van a poder ser eliminados por completo, debe ser un objetivo primordial de la administración pública, la iniciativa privada y la sociedad en general, el minimizar su impacto y lograr, en la medida de lo posible, generar riqueza de ello.

M.E. Rodrigo Correa San Martín

¿Te gustó? ¡Comparte!