Impeachment

Gracias a que vivimos en la época de mayor exposición y acceso a la información en la historia, podemos aprender de lo que sucede en otros puntos del planeta para poder mejorar en cualquier esfera que componga a una sociedad, y retomando el tema de las recientes protestas del pueblo brasileño por la delicada situación económica, política y social por la que atraviesa en este momento el segundo mandato de Dilma Rousseff, decidí dedicar esta columna al arma legal más temida por los máximos representantes del poder ejecutivo en cualquier país democrático; el juicio político mejor conocido como impeachment.

Echar a un gobernante del poder es un proceso complejo debido al fuero legal con el que cuentan, y es necesario cumplir con una serie de requisitos y etapas para que llegue a darse, sin embargo, a lo largo del tiempo han sucedido varios casos que quedarán para la historia como marco de referencia, siendo los más famosos los que sufrieron Francis Bacon, Richard Nixon y Fernando Collor de Mello.

1.- ¿Qué es un impeachment?

Un impeachment o una impugnación de mandato es un término utilizado para invalidar al jefe de estado del poder ejecutivo, debiendo ser aprobado únicamente por el congreso.

2.- ¿Cómo nace un impeachment?

Para comenzar el proceso de impugnación, los representantes de la sociedad y sus propios parlamentarios deberán enviar una petición, junto con las evidencias de lo denunciado, a la cámara de diputados, donde se decidirá si el proceso pasa a una etapa de investigación o es archivado.

3.- ¿Qué sucede en el congreso?

En caso de que la petición sea aceptada, es enviado a los parlamentarios, quienes tienen la obligación de abrir una investigación para verificar las denuncias. Posteriormente, debe ser aprobada por una mayoría de dos tercios del pleno. Por último, pasará al senado donde deberá ser votada nuevamente por una mayoría de dos tercios.

4.- ¿El impeachment puede ser solicitado mediante la recaudación de firmas?

Desgraciadamente, la respuesta es no. Cualquier ciudadano puede presentar ante el congreso una denuncia acompañada de los documentos que prueben el incumplimiento, sin embargo, la cámara de diputados es el único organismo facultado con el poder para aceptarla y abrir una comisión especial para analizar la solicitud.

5.- ¿El voto popular es válido para decidir un impeachment?

Nuevamente la respuesta es negativa, únicamente el congreso, tanto la cámara de diputados y posteriormente la de senadores son los únicos facultados con un voto de tal importancia.

6.- ¿Qué sucede después de un impeachment?

En el caso particular de México, existen dos figuras de reemplazo ante cualquier ausencia permanente del representante máximo del ejecutivo y que únicamente pueden ser designados –nuevamente- por el congreso; presidente interino y presidente sustituto.

Habrá un presidente interino siempre y cuando la ausencia ocurra en los dos primeros años del sexenio, debiendo convocar a nuevas elecciones en un término no mayor a catorce meses.

Si la ausencia se presenta en los últimos cuatro años del sexenio, ya no se convoca a nuevas elecciones, sino que el presidente sustituto designado concluirá el periodo constitucional respectivo.

Tal vez el pueblo brasileño no pueda hacer valer la voz general al pedir el juicio político y la destitución de Dilma, pero la presión social y política seguramente encausarán y pondrán en acción los mecanismos legales adecuados para iniciar el proceso de impeachment, al no poder ignorar más la opinión ciudadana.

Si tan solo en México nos uniéramos para ejercer esa presión social y manifestar el hartazgo político bajo el cual vivimos, ¿Qué figura política se salvaría de un impeachment?

M.E. Rodrigo Correa San Martín

¿Te gustó? ¡Comparte!