El Riesgo-País

Uno de los términos más comunes que se escuchan hoy en día en los diversos medios nacionales e internacionales para medir el termómetro económico de una nación es el riesgo país.

En palabras sencillas se podría explicar como el riesgo de una inversión económica debido sólo a factores específicos y comunes a un cierto país, esto a través de medir su entorno político, económico y social.

Está relacionado con la eventualidad de que un estado soberano se vea imposibilitado o incapacitado de cumplir con sus obligaciones con algún agente extranjero, por razones fuera de los riesgos usuales que surgen de cualquier relación crediticia.

Ejemplos de estos factores pueden ser si existe algún conflicto bélico, situaciones de inseguridad por narcotráfico o crimen organizado, un cambio de gobierno, reformas legales o fiscales, o simplemente cualquier otro tipo de agente que caracterice a un país a diferencia de otro.

Para determinar el valor mínimo de la rentabilidad que debe buscarse para aceptar el riesgo país, los inversionistas suelen utilizar el EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes), el cual es calculado por J.P. Morgan Chase (uno de los bancos de inversiones más grandes e importantes de Estados Unidos) con base en el comportamiento de la deuda externa emitida por cada país. Cuanta menor certeza exista de que el país honre sus obligaciones, más alto será el EMBI de ese país, y viceversa.

Este indicador, es una herramienta de análisis económico, de poca profundidad, pero utilizada ampliamente debido a su practicidad de cálculo, la cual se expresa en puntos básicos (centésimas de punto porcentual) y expresa la diferencia que hay entre la rentabilidad de una inversión considerada sin riesgo, como los bonos de la Reserva Federal del Tesoro (FED) a 30 años, y la tasa que debe exigirse a las inversiones en el país al que corresponde el indicador; así:

( TIR de bono del país de análisis – TIR de bono de Estados Unidos ) x 100 = Riesgo País

Por ejemplo, si el 8 de julio de 2004 los bonos de la FED rendían 5,22% de interés anual y el EMBI de Ecuador marcó 931 puntos (equivalentes a 9,31%), la tasa mínima que exigiría un inversionista para invertir en ese país debería ser 14,53% o, de lo contrario, optaría por inversiones alternativas.

En lo que respecta a México, a pesar de vivir bajo unas circunstancias actuales de inseguridad, estancamiento económico y reformas políticas polémicas, su riesgo país es tan solo de 137 puntos base (datos de mayo 2014), comparándolo con países similares como Argentina (756) y Brasil (203) se convierte en un dato revelador de cómo es percibido el riesgo en nuestro país desde el punto de vista de rentabilidad de inversiones.

Por lo que dejo una pregunta al aire, Entonces, ¿cómo seriamos percibidos si consiguiéramos mitigar o minimizar nuestros principales riesgos como país?

M.E. Rodrigo Correa San Martin

¿Te gustó? ¡Comparte!