¿Cómo fomentar el ahorro familiar?

Hoy en día la palabra ahorro puede significar desde el gasto o consumo menor de lo previsto hasta una cantidad reservada para futuras necesidades.

Lo cierto es que la costumbre del ahorro se ha ido perdiendo poco a poco, ya que hoy en día existen varios instrumentos financieros como las tarjetas de crédito, préstamos personales entre otros, los cuales podemos utilizar para comprar desde cosas que hacen falta hasta las que son por capricho.

Es importante que tu familia tenga la costumbre de ahorrar ya que siempre pueden ocurrir situaciones desafortunadas en las que tengamos que desembolsar alguna cantidad fuerte de dinero, y a veces, no se cuenta con un colchón de seguridad y debemos recurrir a cualquier otro medio para compensarlo.

Para que tu familia empiece a ahorrar se debe empezar por papá y mamá, puede ser con una actividad fácil como lo es el bote de cambio, en el cual se puede ir echando el poco cambio que sobro del súper, las monedas que traes en tu pantalón o simplemente cualquier sobrante. Así cuando este a tope puedes contarlo y depositarlo ya sea en una cuenta de ahorro u otro instrumento financiero.

Otra actividad importante es cada quincena, separar en sobres membretados los gastos pendientes que van a ir a lo largo del mes, por ejemplo en un sobre que diga agua pones la mitad del costo promedio del recibo del agua, y para la siguiente quincena puedes completar los pagos, lo mismo aplica para el recibo de luz,  cable, renta o cualquier otro tipo de gasto fijo.

No se te olvide apartar uno que diga ahorro  o emergencia,  así tendrás un extra guardado para eventos inesperados. A veces no es tan fácil guardar el mismo, pues el gasto siempre suele ser mayor pero si puedes hazlo una costumbre.

También te ayudará mucho que anotes todo lo que vayas comprando, ya sea en una libreta o en un archivo de Excel, para que al final de la quincena hagas una balanza de cuanto gastas y qué tipo de gasto podrías evitar, claro, hay cosas que no se pueden evitar, pero al tener un balance puedes evaluar cuales disminuir o dejar de hacer.

En el ahorro también pueden participar los niños y los adolescentes de la casa, ya sea con su mesada o lo que les sobre del dinero de la escuela.

Para los más pequeños primero debemos enseñarles que es el dinero y su valor, que con el dinero podemos comprar cosas, y que además el dinero es una forma de premio a un trabajo y esfuerzo que hacen los papás para obtenerlo.  Para ello podrás utilizar el clásico cochinito  en el cual puede poner  el dinerito de su mesada  y le puedes decir que si junta lo suficiente para poder comprar un juguete o una ida al cine o algo que de verdad quiera, también puedes “premiarlo” si obtiene buenas notas, o mantiene su habitación ordenada. Todo esto es para que aprenda a que el ganar dinero es trabajo y esfuerzo y que además se debe cuidar.

Por último recuerda que parte del ahorro es fuerza de voluntad y organización, que además toda la familia  puede participar y salir beneficiada de esto.

Laura Maldonado Sabitay .- Maestra en Economía y Negocios, madre y administradora de familia.

¿Te gustó? ¡Comparte!