¿Apostarle a la Suerte?

Diversión, desconocimiento o desesperación. Por cualquiera de esas causas, millones de personas pretenden “invertir” en la suerte año con año, pero, ¿cuáles son realmente las posibilidades de ganar el premio gordo? Lamentablemente, una en millones.

Es un hecho, todos queremos ganar dinero, y si es rápido mejor, pero aunque existan miles de formas de hacerlo legalmente nunca faltan las personas que ponen toda su fe en la suerte, ya que como bien decimos en México: “Mientras haya fe, hay esperanza” aunque la probabilidad de ganar sea realmente paupérrima.

En nuestro país, los organismos encargados de los sorteos más populares son la Lotería Nacional y Pronósticos Deportivos para la Asistencia Pública que en conjunto representan más de 500 millones de pesos anuales.

Según datos de la propia Lotería Nacional, 38% de los mexicanos mayores de 18 años participa en sorteos, juegos de azar o de apuesta, y 15% de ese universo (es decir, casi 6% del total) compra billetes de lotería con mayor o menor frecuencia, la población que más participa son los adultos de 45 a 60 años de edad.

Miguel Córdoba Bueno, profesor de Economía Financiera en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid señala que “Un décimo de la lotería es una operación financiera en la cual adquirimos un billete a cambio de un capital futuro aleatorio, con gran posibilidad de valor cero”.

Para poner en proporción las verdaderas posibilidades de “invertir” y ganar a lo grande en el Melate, con sus 32,468,435 millones de combinaciones posibles, es más probable que:

  • 5 millones de veces más probable morir de un ataque cardiaco.
  • 151 mil veces más probable casarse con un millonario.
  • 147 mil veces escribir un libro y que sea best-seller en el New York Times.
  • 130 mil veces de tener un hijo genio.
  • 32 mil veces volverte millonario con un negocio propio.
  • 56 veces que te caiga un rayo.

Por lo que queda para el análisis una pregunta en concreto, ¿es la suerte o el azar una buena herramienta de inversión? Definitivamente, tras haber analizado las probabilidades de ganar, la respuesta es… no.

Al final, como dice el dicho popular: “No hay más lotería que trabajar noche y día”

M.E. Rodrigo Correa San Martín

¿Te gustó? ¡Comparte!